Quantcast elsemanario.net
Monday, September 1, 2014, videos Videos Photos Photos rss RSS
Home Advertise Contact Us Opinions Contests Subscription Weather Events Member of HDN Español
Recomended Links:    Advertise with Us  |  CAREER OPPORTUNITIES NOW  |  Consumer Tips  |    
City
Education
Economics
Immigration
Chispa
National News
International News
Health
Travel
From the Editor
Publisher's Note
Whitehouse Updates
Sports
Local News
Cover Story
Environment
State
Username:
Password.
Forgot your password?
Register
Classifieds
More
 
¡Shhhhh!  El sexo es una palabra tabú
Bookmark and Share   
¿Recuerdas cuando tus niños eran pequeños y sus preguntas eran fáciles de responder? “Mami, ¿qué es el sol?” “Papi, ¿por qué los perros tienen cuatro patas?” “¿De dónde viene la lluvia?” Tal vez no teníamos siempre todas las respuestas, pero en nuestro rol de padres, tratábamos de que el mundo tuviera sentido para nuestros hijos. Pero de pronto, las preguntas cambiaron.


“Mamá, ¿qué es el sexo?”


Oh, uh.


Cuando las preguntas sobre el sol y la luna se convierten en preguntas sobre sexo y reproducción, nosotros los padres, nos vamos por las ramas. Avergonzados, decimos, “No lo sé” o “Te hablaré de eso más adelante”. Tratamos al sexo como una palabra tabú, es decir, mientras menos hablemos de ella, mejor.


Pero luego las preguntas dejan de llegar todas juntas. Cuando los niños se convierten en adolescentes, su enfoque social pasa de los padres a los amigos, MTV y el centro comercial. De vuelta en casa luego de la escuela, nuestros niños atraviesan como relámpagos en su camino hacia sus habitaciones o a alguna actividad que no nos incluya. Sólo los vemos en la cocina, en nuestro camino hacia el baño o cuando necesitan un dólar. Es fácil que durante esta etapa, nos sintamos alienados con respecto a ellos. Pero, irónicamente, es cuando más debemos luchar para mantenernos conectados. Y este es el momento cuando debemos hablarles sobre el sexo.


“¡Shhhhh! El sexo es una palabra tabú.”


Haríamos casi todo por evitar hablarles a nuestros hijos sobre el sexo. Realmente se nos hace difícil pensar en nuestros niños como seres sexuales, quienes podrían estar involucrándose en estimulación erótica y el acto sexual. Quiero decir ¿No están simplemente agarrándose las manos y mascando chicle? ¿No pueden tan sólo leer un libro que diga que deben mantener las piernas cerradas y la ropa interior puesta?


Hasta que un día, nos damos cuenta de que nuestra hija de 16 años está actuando de manera extraña. Se siente mal todas las mañanas y ya no quiere asistir más a la escuela. Nuestros más grandes temores se confirman con una visita al médico. Está embarazada. Su novio no llama más. Deseamos haber hablado con ella sobre estas cosas mucho tiempo atrás. Pero no lo hicimos.


Estos son los hechos. De todos los adolescentes viviendo actualmente en los Estados Unidos, los Latinos reportan uno de los más altos índices de actividad sexual y menor uso de métodos anticonceptivos. Además, las jóvenes Latinas, a nivel nacional, presentan el número más elevado de embarazos no deseados. Queda claro, si los niños no aprenden sobre sexo de sus padres, pueden apoyarse en fuentes menos confiables para buscar información, por ejemplo, sus amigos. O tal vez, tan sólo “hacerlo”.


Los padres se preocupan por si el hecho de hablarle a sus hijos sobre sexo, los alienta de alguna manera a practicarlo. Esto simplemente no es cierto. De acuerdo a la Campaña Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente, más de veinte años de investigación confirman que los padres son una influencia importante para sus hijos adolescentes, en términos de obtener u ocasionar un embarazo. Específicamente, la cercanía padre / hijo está asociada con una reducción del riesgo de embarazo adolescente. Una prueba aún más certera sobre la efectividad de la cercanía entre ambos, se expresa mediante el mismo adolescente. Cuando se les pregunta, los adolescentes afirman que sus padres fueron la influencia número uno en sus decisiones sexuales.


El mensaje es claro. El sexo no es una palabra tabú cuando se discute y desmitifica. Los padres que tienen un diálogo honesto y consistente con sus hijos adolescentes sobre el sexo, les otorgan la mejor oportunidad para no convertirse en padres antes de tiempo. Sé tú uno de esos padres. Habla. No dejes que tus hijos aprendan las consecuencias del sexo, una vez que ya se haya ocasionado el embarazo. Obtenga más información sobre este tema llamando gratis al 1-800-473-3003, tome nota 1-800-473-3003.


© 2005 La Red Hispana

Back
"Our Community Our Partners"
   PDF Version
 
Channels
City
Education
Economics
Immigration
Chispa
National News
International News
Health
Travel
From the Editor
Publisher's Note
Whitehouse Updates
Sports
Local News
Cover Story
Environment
State

Advertise
HDN Internet
This Publication - Internet
This Publication - Print Version

Contact Us
HDN
El Semanario
Staff

Opinions
Columnists
Editorials
Reader's Letters
e-mail the Editor

Subscription

Weather

Events

Member of HDN

Español

About Us

Subscription

Contact Us

News Archive

Copyright

Copyright 2014, El Semanario. This site is powered by Hispanic Digital Network(TM)
  Logo